…Kume Dugu Rakiduam

El diálogo entre el Estado chileno y la Nación Mapuche están a la vuelta de la esquina. Cada organización busca sus canales sus “espejos “para llegar a conformar una mesa de diálogo, donde poder definir, sus acuerdos en una sala de lujosas y bellas proporciones acompañados de finos  manjares(como los parlamentos)anhelando su cuota de  poder…

Al parecer este método más  apegado al panfleto que a lo racional  ha ido haciéndose de caminos e instaurando un  comienzo de una nueva relación Estado-Mapuche. Relación al parecer más democrática, light y apegada al Estado-derecho, por cómo se presenta  en los diversos medios de comunicación, tanto chilenos como Mapuche , donde estos acuerdos se difunden con una magnitud por cuanto medio de información sea posible, que casi me ha llegado a auto-convencer que nuestro porvenir se va ha zanjar en un par de reuniones y eso a veces me alienta la esperanza de un futuro mejor, con más acceso, más posibilidades de éxito, integración (democracia intercultural) en la participación política-social  que se pueda tener como Mapuche en la sociedad chilena y en este mundo globalizado.( becas y posgrados del que perdió mal )

Todas estas expectativa, porque al final solo son  expectativas (por no decir quimeras)  después de un determinado tiempo y cuando el auge de estas celebraciones, es quitado de las portadas de los periódicos y es bajado de los noticieros centrales volvemos a lo mismo. La relación con el Estado sigue en las mismas o en peores condiciones, pues en cada mesa perdemos solamente Nosotros, porque el gobierno de turno pasa la prueba de blancura que necesitan los comités, colectivos, ONG de Derechos Humanos que han criticado el actuar del  Estado.

No sé si estaremos, un tanto equivocado pero creo que las mesas de dialogo han perdido y si es que alguna vez la tuvieron real merito en el  hacerlas o se convierten en un monologo  ultra-utilizada y eficaz que el Estado la ha convertido en una herramienta capaz de quitarse toda presión que recaiga en una determinada coyuntura y en las cuales los grupos de Mapuche se involucran sin hacerse responsables de lo que ahí suceda, después de toda la algarabía que provocan estas instancias.

Sera una  visión lo más seguro un poco arcaica, incivilizada no propia del siglo XXI, antidemocrática dirán otros, repetitiva e incluso poco viable  pero considero que:

Nuestro futuro, nuestra existencia no pasa por celebrar ciertas mesas de diálogos con determinados sectores del mundo mapuche, sino se construye en pos de una visión de pueblo. Desde trincheras propias como Mapuche, donde se comience a romper con la dependencia que entrega hoy el Estado, en el actuar social, político, económico y cultural, donde nos convertimos en los dueños del tablero y  no  jugamos de acuerdo a lo que  el Estado chileno crea correcto.

Donde nuestro seguir latiendo y  existiendo depende solamente de nosotros, donde podamos configurarnos como un PAIS  MAPUCHE LIBRE, en el cual vivieron hace poco nuestros abuelos y que es posible construir. Sacudir a  nuestras fuerzas limpiarnos del discurso ajeno(paradigmas izquierda escondido en el ADN  de  nuestro guerreros) .

Planear el asalto al futuro es nuestro deber hacernos responsables y labradores de  nuestra propia fuerza  que no seamos  militantes sino weichafe,  que  no se confunda más la Libertad con derechos culturales, que nuestros presos sean prisioneros, que vuelva nuestro kimun a soplar nuestro resuello …..

Desde  donde comienza el Wallmapu

Pegun dugun

Bio -Bio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: